¿Qué pasó con Objetivo Paraíso?

Con seguridad todos hemos estado en la incómoda situación de estar con una persona que acaba de llegar de viaje y no hace sino hablar de eso. Cualquier cosa le recuerda su último paseo, pasa horas mostrando fotos y, por más que te alegre su situación, después de un rato sólo quieres cambiar de tema y pensar en otra cosa.

Hace un año surgió la idea de Objetivo Paraíso, con la intención de compartir algunas experiencias, pero destinadas únicamente a aquellos que realmente tuvieran interés en ver las fotos o leer las historias. Al fin y al cabo, compartir la belleza del mundo parecía una causa justa. Y aún creo que lo es.

Fue una oportunidad para aprender sobre el funcionamiento de las redes sociales y los blogs, que poco a poco me fueron mostrando que hay gente con increíble talento y creatividad, que realmente impactan. Por otro lado, también pude comunicarme con otras personas que me enseñaron que no se trata solo de poner una foto bonita en Instagram: debe tener los hashtag adecuados, ser publicada a cierta hora, tiene que tener un tema cada día, tiene que ser TODOS los días, bla, bla, bla.

Luego vino el tema de los seguidores. La cuestión implícita entre estas personas era: ¿de qué sirve gastarle tiempo a esto si no se volverá una fuente de renta? Y para que sea un negocio necesitas seguidores. Miles y miles de ellos, hasta la eternidad. De nuevo, los tips: seguir otras cuentas, poner likes infinitamente, comentar así no te agrade la foto del otro, lo único que importa es ganar seguidores.

Por un rato quise seguir la experiencia, ver qué pasaba. En efecto, fue creciendo mi red, pero a costa de estas actividades que nada tenían que ver con mi intensión inicial. El objetivo es el paraíso de lo simple, de la belleza que está en el camino, no de la ansiedad y angustia que veía en mis colegas de Instagram y que ya me empezaba a contaminar. Por eso decidí darle una pausa, limpiar mi mente y volver al estado inicial: publicar sin pensar en quién leerá o verá, publicar para quien quiera ver y, en la medida de lo posible, ayudar a quien lo necesite en la planeación de su viaje.

Esta es la razón por la cual en los últimos meses no ha habido movimiento en el blog y redes sociales de Objetivo Paraíso. Ahora, ya exorcizada, me siento lista para volver, pero a mi ritmo, según lo que traiga cada día. Ya de aniversario, volvemos a la esencia.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s